Maldito Cervantes

    No hace mucho, tuve una conversación con un amigo mío y me sincere con él. Como suele ocurrir en estos casos, no tardó en llegar la diferencia de ideas.

    Hay que empezar aclarando que el maldito Cervantes, entre su legado, nos ha dejado una frase hecha que anima muy poco, pero es una verdad como un templo: “Ves gigantes donde sólo hay molinos“.

    A mi amigo le respondí que el problema era que no había molinos, desde entonces ando dando vueltas al tema. Mi vida es un poco solitaria, me gusta que sea así porque me encantan las sorpresas agradables. Seguir leyendo