M I

    Este colega del que os hablo hoy, tiene un problema conmigo que entiendo muy bien. Confunde educación, respeto y buenas maneras, con falta de determinación. Reconozco que las cosas las tengo demasiado claras a veces, pero me cuesta demostrarlo y eso conlleva una equivocación. M ha llegado a pensar en mí como en un hipócrita por el mero hecho de no decir lo que cualquier ser humano, mínimamente inteligente, opina sobre ciertas cosas. La cuestión es que yo no lucho, no creo que sea necesario imponer mi opinión. Soy más del estilo “cada uno que piense lo que quiera”.

    Es un poco mi modo de vida, no oculto la información, de hecho la digo y luego la gente se ofende. Ya es el segundo que me suelta ésta bobada, como si me importase lo que piense cualquiera de mí. Como si no supiese lo que estoy haciendo y se creyese que soy tonto. Por no mencionar que si los demás tienen un problema conmigo, en vez de hablarlo con el interesado, lo hablan a través de él. Pretendiendo que yo modifique algo de mí persona. ¡El ser humano es increíble!

    El mayor problema que yo veo aquí es que M es demasiado buen rollo, e intenta conciliar ideas contrarias. Lo que acaba siendo un hombro en el que llorar y alguien a quien cargar con el peso. Por supuesto a mí no me parece justo, e intento mediar al escucharlo y no enfadarme con el mensajero. Reconozco que con esos ojos azules que se gasta, no me resulta nada difícil… Espera que también me ha dicho que es igual de malo decir las cosas buenas, que las malas… Lo que supongo que significa que alguien quiere que me calle. De vuelta al mobbing… Veis cómo me persigue… Si la historia está en que no me exprese.

    Cambiando un poco de tema, he de decir que para mí un amigo es aquél que hace cosas contigo, que se interesa por tu vida y te muestra la suya. Que quiere conocerte, le sale sólo hacerlo y se implica y te implica en sus cosas. Fuera de eso, son conocidos. Por otra parte que ese tipo de buen rollo sólo lo empleen para meterme puñaladas traperas por la espalda, es algo que cualquiera detesta. ¿De verdad hay que decirle a alguien que se ha portado mal? ¿Es que no existe la persona adulta?

    M, ya sabes que dentro de la tienda y en el bar donde antes nos tomábamos algo, me caes muy bien. Pero ten cuidado no te estén utilizando para desahogarse y te comas tú la mierda, que no te lo mereces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s