Animales Domésticos VIII

    Bueno ya os he contado que los hurones tienen mucha personalidad, al principio siempre luchan para ver quién manda en las relaciones. Lo hacen de una manera muy entretenida, imponiendo sus sentimientos a los tuyos y siempre expresando su descontento con la mínima de las cuestiones.

    Gea es la más autoritaria de primeras, en el momento en que hago algo que no le gusta, achina los ojos y me hace una de varias cosas:

  1. Sale corriendo al ordenador y muerde todo lo que sea de goma, normalmente la rueda del ratón que huele a mi mano. Se ha cargado tres.
  2. Baja al suelo corriendo y se hace caca allí donde más me moleste, dejando claro que lo ha hecho a propósito mirándome muy enfadada.
  3. Destrozarme alguna planta que pille si me descuido. Seguir leyendo

Ónice

    Después de ver el dragón me hallaba muy cansado. Ahora sabía quién era, pero mi esencia estaba deshaciéndose en pedazos.

    Abrí los ojos y me encontré con mi cuerpo astral casi sin sustancia, desapareciendo en aquél espacio profundo lleno de las estrellas que formaban mis piedras.

    Unas manos amigas me cogieron muy tiernamente y alzaron mi pensamiento hacía un foco de luz. Seguir leyendo

Druidas II – Eusebio 4

-“Los muebles de mi cocina nunca han sido de madera…”- Dijo atónito Sebas al girarse en redondo. -” Ya puestos, las ventanas tampoco…”-

-“¿Qué ha pasado aquí?”- Preguntó perplejo Eu. -“¡Estamos dentro de un árbol!”-

    La cara de Sebastián estaba desencajada, no entendía nada. ¿Cómo que estaban dentro de un árbol? Salió corriendo hacia la puerta y fue a salir cuando se dio de bruces con una pared de madera, ni marco, ni puerta, ni pomo.

    Acarició con una mano su frente dolorida y con la otra la zona donde debía estar la entrada, sin previo aviso una zona oscura empezó a marcarse muy deprisa en la pared. La puerta volvía a estar donde siempre pero sin forma de abrirla. Volvió a tocar en el mismo sitio esperando que el pomo resurgiese, a cambio la luz entró a borbotones cuando un trozo de árbol macizo se desgajó hacia fuera permitiéndole salir. Seguir leyendo

Gervasio Deferr II

    Ayer me enteré de la noticia…

    Ese pedazo de Hombre que es para mí Gervasio Deferr se retira de la competición.

    A sus Treinta años debe hacerlo, pero hay personas que lamentamos estas cosas que son ley de vida.

    Espero que entrene a sus compañeros que aún puedan competir, seguro que los consejos de un gran medallista como él vienen muy bien.

    Si no recuerdo mal Gervasio tenía ya el cuerpo un poco machacado de los entrenamientos y la disciplina que requiere su trabajo, le deseo que algo mejore ahora que la parte física va a menguar en la medida que él quiera.

   Aunque te extrañe en las competiciones…

   ¡Muchísima suerte en tu vida, eres el mejor! Seguir leyendo

Jade

    Inmediatamente me surge una pregunta: ¿Quién soy realmente?

    En ese momento la red telepática de la amazonita recorre mi ser. Escucho algo lejano, una conversación antigua…

-“Es primordial que no sea él mismo, hay que despersonalizarlo.”-

-“Pero es muy fuerte.”-

-“No pasa nada, nosotras somos muchas.”-

    Un escalofrío recorre mi ser y una piedra de Jade, verde cual caramelo de lima se acerca a mi mente aún soñando.

    Si quiero saber la verdad sobre mí, sólo debo confiar en ella. Seguir leyendo

NO

    NO. NO. NO.

    Da lo mismo la cantidad de veces que lo escribas, lo digas o te lo suelten, es una palabra muy fea.

    Es comprensible que en determinados momentos todos nos dejemos llevar por el miedo y lo soltemos a la ligera, sin embargo deberíamos pensar antes de decir que NO.

    Reconozco que como a mí, que sé lo mucho que duele que NO te respeten ese vocablo, me afecta de manera más interna, o sea en el estómago. Seguir leyendo

Dioses IV – Tildy 5

    Mientras bajaban los dos que estaban levitando y antes de que alguien pudiese evitarlo, Fernando se metió entre las llamas. Cinco minutos después estaban los dos en la casa y el fuego apagado. En brazos del muchacho sin ropa, Tildy parecía una estatua de mármol blanco. Lucas estaba tratando de curarse las quemaduras que habían reaparecido al volver a ser humano, Rosa estaba en estado de shock y Olivier ocupado pensando en arreglar todas las circunstancias que se estaban dando.

-“¡Alonso, Alonso!”- Llamó a gritos Olivier. -” Nada, deben haberse ido ya. Voy a por el botiquín y a ver si hay sales para despertar a Tildy.”-

    Rosa se acercó rápidamente al cuerpo de su amor y le acarició la frente con miedo a que estuviese muerta. El calor estaba allí, no así la consciencia. Fer se acercó a Lucas y le cogió los antebrazos con mucha dulzura. Después de fijarse bien en los ojos de su reticente congénere, lamió con mucho mimo las quemaduras. Se curaban al instante, tardó muy poco tiempo en devolver los brazos de Lucas a su estado normal. Seguir leyendo

Druidas II – Eusebio 3

‘Hola, gente. ¿Necesitáis ayuda?’ Dijo Elia no muy convencida a los tres cuerpos despatarrados en la cocina de Sebas.

(Debería quemarlos un poco los orificios nasales a ver si despiertan, ¿verdad?) Contestó tranquilamente Fam jugando con una llama.

    Un temblor controlado sacudió a las tres figuras que estaban inconscientes. Una de ellas fue sustituida rápidamente por un charco de agua cristalina y desapareció absorbida por el suelo.

[Creo que Niri debe volver a su lago] Espetó de forma obvia Prul.

    Niri regresó a través del suelo y se puso al lado de sus hermanastras. Las cuatro ninfas se hallaban en la cocina de Sebastián sin saber muy bien lo que había ocurrido. Seguir leyendo

Crisocola

    Sueño con un abanico verde azulado, parece hecho de turquesa, pero no es ese color concretamente.

    Se acerca a mí lentamente como una tabla de piedra. Se posiciona en mi plexo solar y se abre lentamente, hasta formar una capa pétrea y plana.

    Succiona de mí ser la culpa por dejarme arrastrar por los sentimientos y atacar de forma descuidada. No hay errores, sólo aprendizaje. Soy un instrumento de algo muy diferente. Seguir leyendo

Pagar Por Los Platos Rotos

    Ayer estuve entreteniendo a mis tías octogenarias jugando al parchís y me di cuenta de muchas cosas…

    Están chocheando las pobres (que es lo primero que piensas al verlas), son muy mentirosas, se comportan como niñas pequeñas (eso siempre lo han hecho pero a la vejez “viruelas” y no hay quien las aguante) y para colmo no tengo muy claro cómo pero siempre pagan los platos rotos los demás. Seguir leyendo

Animales Domésticos VII

    La tía T les trajo un regalo a los niños. Una tienda de campaña. El campo de juegos y sus cosas eran cada vez más y mejores para todos.

    El primer día estuvieron jugando los dos y marcando territorio como si con ello pudiesen decidir quién era el rey de la lona. Ganó Gea en un principio, pero Horus es muy grande y cuando la pequeña rubia se había tumbado y establecido su dominio, él descubrió que podía meter la cabeza debajo…

    Así que resultó ser una catapulta para la pequeñaja, que salió disparada cuando aquello empezó a moverse. La pelea acabó en juegos desenfrenados para encontrar la entrada, la que estaba justo pegada al suelo, pero con los nervios ninguno era capaz dar la vuelta a la tienda otra vez. Seguir leyendo

Amazonita

    Necesito influir a la amalgama de seres que se apoderaron de mí.

    El ya familiar resplandor de una nueva estrella verde me deslumbra, su brillo se apaga y cuando lo cojo con la mano, una tela de araña se extiende desde mi cabeza hacia afuera.

    La amazonita está explicando cómo funciona esta capacidad nueva. Se llama telepatía de bajo nivel y sólo me permite conocer datos e influir de manera inconsciente para que ellos se piensen que la idea surge de sí mismos.

    Lentamente recopilo información y descubro las cosas que me interesan (o que no) de las personas que me rodean.

    En un ataque de indignación descubro a una mentirosa que está liándolo todo. Su novio pretende ser siempre el centro de atención y por mi particular estado, le provoco mucha tensión por serlo yo. Seguir leyendo

Dioses IV – Tildy 4

    Fernando tardó un poco en subir, mientras esto ocurría Lucas estaba diciendo a los presentes:

-“Es un ojos de gato como yo, imagino que traerá un mensaje de Laudiel.”-

-“¿Quién es Laudiel?”- Quiso saber Rosa.

-“Un ángel con el que hablamos muy de vez en cuando…”-Respondió Lucas.

-“¿Un ángel? ¿Pero existen?”-

-“Sí amor. Piensa en lo que tienes aquí reunido…”- Interrumpió Tildy aún alterada por lo de Durias.

    La puerta se abrió y el chico moreno cruzó el umbral muy decidido. Miraba a todas partes pero lo primero que había localizado era a los reunidos en la estancia. Después de mirar tranquilamente y de manera muy descarada, se encaminó hacia Lucas. Seguir leyendo

Felices Reyes

    Multi talento como deportista, escenógrafo, director, escritor, actor y fotógrafo.

    Dean hizo su etapa de debut en su adolescencia. Un escritor de cuentos y dramas de televisión, también diseñó una producción londinense de “maestro constructor” de Ibsen y se presentó con gran éxito en los escenarios de Nueva York con Orson Welles en “El rey Lear”. 

    Como atleta, varios títulos de la natación y fue en un momento el campeón de vallas británico. 

    Como fotógrafo, su obra ha sido expuesta en varias exposiciones y numerosas revistas.

Seguir leyendo

Druidas II – Eusebio 2

-“¿Eu, viste la luz de anoche?”- Preguntó Sebas mientras entraba en la cocina.

-“¡Cómo para no verla! Pero bueno, no conseguí averiguar de dónde venía y las plantas no paraban de gritar y de hacer ruidos muy raros.”-

    La cara de Sebastián estaba desencajada…

    ¿Las plantas gritan?

    ¿Hacen ruido?

    Eusebio vio la expresión del chaval y pensó que debía una explicación.

-“Igual que los animales hablan para ti, las plantas se comunican conmigo de muchas formas. Normalmente a través de los ojos proyectando colores, sin embargo ayer estaban muy agitadas y es en el único momento en que hacen ruidos.”- Satisfecho con su explicación siguió comiendo tranquilo.

-“Vale, ¿pero tú crees que era algo provocado por los humanos?”- Quiso saber Sebas.

-“¡No! Está claro que fue algo distinto, aunque las ninfas no me han dicho nada, su silencio las declara culpables de conocimiento y ocultación.”-

    Un chorro de agua le golpeó la nuca a Eu. Niri se había materializado en la pila y lo había pillado en el último comentario. Seguir leyendo

Gracias

Si debo dar las gracias a alguien es a todos vosotros por vuestra fidelidad con mi blog.
Seguiré esforzándome para daros lo que mejor pueda de mí y de mis gustos.
Un saludo a todos y muchísimas gracias por estar ahí, al otro.

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

Imagen destacada

Un barco de contenedores puede llevar a unos 4.500 contenedores. Este blog fue visto cerca de 14,000 veces en 2010. Si cada cada visita fuera un contenedor, tu blog llenaria 3 barcos.

En 2010, publicaste 120 entradas nuevas, ¡nada mal para el primer año! Subiste 864 imágenes, ocupando un total de 89mb. Eso son alrededor de 2 imágenes por día.

Tu día más ocupado del año fue el 24 de diciembre con 925 visitas. La entrada más popular de ese día fue Ted Colugna A 06.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran mitoycuerpo.wordpress.com, cariciasgay.wordpress.com, es.wordpress.com, facebook.com y search.conduit.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por ted colunga, arpad miklos, valerio pino, ruben sanz y cody cummings.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

Ted Colunga I noviembre, 2010

2

Cody Cummings I octubre, 2010
3 comentários

3

Arpad Miklos I noviembre, 2010

4

Clay Maverick I noviembre, 2010

Cuarzo Ahumado

  1. Ámbar.
  2. Cuarzo.
  3. Amatista.
  4. Obsidiana.
  5. Esmeralda.
  6. Ágata.
  7. Granate.
  8. Zafiro.
  9. Turquesa.

    Lo primero que debería hacer es protegerme…

    Una trasparencia marrón se acercó a mis ojos, el cuarzo ahumado no sé de dónde sale, pero lo tengo justo delante. Lo agarro con mis manos y anulo las imágenes que me vienen por el enlace turquesa.

    La piedra es facetada, está tallada y pienso que debo proteger mi alma de todo lo que sea nocivo para mí y tener una defensa por si acaso. La roca se convierte en una esfera y me rodea.

    Gira a mí alrededor como si fuese un planeta y yo su centro. Es maleable y tersa, se adapta a mis deseos y ataca con pinchos si lo pienso. Seguir leyendo