Druidas II – Eusebio 6

    Las cuatro ninfas se pusieron al rededor de la mesa y captaron la atención de los dos humanos presentes.

‘Como sabéis, nosotras somos una extensión de la madre naturaleza, la forma mágica que tiene de hacerse real y somos capaces de sentir cosas que no pueden muchos otros seres. Bueno, pues La Tierra es un ser vivo y nosotros habitamos su cuerpo como los ácaros el de los humanos, para poneros un ejemplo.’

-“Vamos a ver Elia, ¿nos estás diciendo que este pedazo de roca que flota en el espacio tiene vida propia e inteligencia?”-

‘Sí Eu.’

[En realidad todos los planetas son inteligentes] Intervino Prul.

-Sí, pero debemos centrarnos en éste.- Imprecó Niri. -Lo que os vendría bien imaginar es un ser que no necesita respirar para vivir, que le gusta la soledad y lo único que necesita para subsistir es la energía de una estrella cercana.- Seguir leyendo