Durias IV

    Me pasa algo muy curioso con este hombre, ya os he hablado de él anteriormente y cómo nuestra relación ha ido cambiando poco a poco.

    Lógicamente no os he contado todo con pelos y señales, algo que tampoco pienso hacer, pero sí hay muchas cosas que me gustaría expresar.

    Para empezar deberíais saber que odio, ¡ODIO!, el nombre de Francisco.

    Y como es un pesado desde ahora será conocido por Durias, tiene un serio problema de pánico…

    Como si fuese alguien importante en la vida o el planeta…

    Bien, partiendo de esa base debéis saber que tengo en mi vida 4 Paco y 2 Fran, está claro que su nombre lo aborrezco pero a las personas no.

    El protagonista en este caso fue el primero de ellos en aterrizar en mí vida.

    Digo esto porque fue una historia de acoso y derribo, lo conocí en clase y a mí me gustaba un chaval llamado S. que se sentaba dos mesas delante de mí. El que estaba justo delante era Paco, fue delegado o subdelegado de nuestra clase, no me acuerdo ya, pero sí recuerdo que no era mi tipo.

    Yo era más de morenos misteriosos, escorpiones peligrosos y tipos vividores que necesitaban un par de leches. Todo eso lo pienso ahora con la edad, claro está, en aquél momento sólo podía pensar en “S.”. ¡UUUFFFF!

    Paco es más bien rubito, no destacaba por su lado macarrilla y parecía ser el típico paradito. He de reconocer que estaba muy bueno, pero demasiado “virgen” para mí gusto. 😉

    Seguramente esto le sorprenda cuando lo lea, pero es que su aspecto efebo y esa sonrisa inocente forzada, no me molaban ni un pelo, sé cuando me están cazando.

    El problema venía porque estaba muy, muy bueno. Sin ser alguien destacable, resultaba interesante, así que un día de esos en los que me aburría en clase y le escribía relatos eróticos y pornográficos al otro… Me comentó algo que demostraba habérselos leído.

    Mi sorpresa fue monumental, no me importaba el hecho en sí, pero me lo podía haber avisado. Yo le pasaba los folios a él para S., lo que no veía era que tardaba en pasarlos.

    Él se hacía el inocente, yo lo era… Creo que en eso siempre le he envidiado un poco.

    Bueno, como decía, en un momento dado le propuse al moreno posar para mí en unas fotos subiditas de tono, hubo un no por respuesta y un sí por parte de Paco que me sorprendió muchísimo. Más que nada por no habérselo propuesto a él.

    Debo hacer un paréntesis llegado a este punto ya que no recuerdo muy bien lo acontecido y puedo equivocarme, que conste en acta.

    Lo único que sé es que él está hoy en mí vida y S. no. Así que supongo que hay un Paco que ha sido mi primer amor de verdad, aquél que no te falla cuando lo llamas y que pasas grandes momentos juntos, un amigo que se esfuerza en serlo cuando no le sale natural y puede no haber sido el que más te hace vibrar, pero es el que sigue estando para mí y eso es más importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s