B. II

    Después del primer post de este chaval, se enfadó conmigo por lo mismo de siempre, la verdad duele.

    Fue lo suficientemente maduro como para tomárselo con perspectiva y huir de alguien a quien estaba utilizando de mala manera…

    Las cosas han cambiado.

    Sí, tiene una vena manipuladora increíblemente incisiva pero su corazoncito es igual de grande.

    Sigue sin tener el valor suficiente como para dar el paso que quiere dar, sin embargo ya no siente la necesidad de ponerse por encima de mí. Seguir leyendo