Brujos I – Abel 4

-“Durias, tengo una pregunta. ¿Por qué sólo hay un dormitorio con una cama grande?”-

-“Se necesitaba todo lo demás. Ésta casa es mágica, cualquiera desde fuera, puede ver que sólo tiene un piso, la cama debería estar al otro lado de esa pared…”- Contestó mientras se levantaba para ver la supuesta habitación.

-“¿Siempre contestas de forma esquiva a las preguntas?”-

-“No, sólo a las que no se saben formular y no son concretas.”-

-“¿Vamos a dormir juntos, Durias?”- Dijo el muchacho.

-“Sí.”- Respondió escueto Durias, mirando la puerta del dormitorio. Seguir leyendo