Druidas III – Miguel 8

    Al entrar en su nogal, Sebastián tuvo la sensación de que algo había cambiado, no sabía con exactitud el qué pero su columna clamaba por investigar con corrientes eléctricas directas al cerebro.

    Empezó subiendo las escaleras seguido por un, todavía un poco torpe, cachorrillo de grifo. Donde antes se terminaban, ahora seguían ascendiendo en caracol, parecían llegar a la copa del árbol.

    El druida y su nuevo amigo tardaron quince minutos en llegar hasta arriba del todo, allí había una estancia circular con un nido en el centro, el pequeño grifo comenzó a gritar como un poseso y se puso justo dentro.

    Había una abertura semielíptica encima de una gran rama del nogal, las ardillas que compartían casa, se hallaban bastante abajo, guarecidas del voraz apetito de su nuevo compañero de casa.

    Sebastián se asomó fuera y vio que entraba perfectamente, como si fuese una pista de aterrizaje muy pequeña, en el brazo del árbol. Seguir leyendo

Dioses V – Facundo E Isadora 9

-“Teniendo en cuenta que vuestros cuerpo son mortales y la misión que tenéis, valoráis muy poco al ser humano.”- Dijo Aldana tocándose el pelo distraída.

-“¿Sabéis lo que es vuestra especie para el planeta?”- Preguntó Lucas impertérrito.

-“¿Somos algo a parte de cazadores?”- Respondió la madre de Oli.

-“Sí claro, uno de los sistemas inmunológicos del planeta, una forma de controlar las especies que invaden su cuerpo. Creo que sois algo parecido a los ácaros.”-

    Olivier proseguía comiendo tranquilamente con la cabeza agachada, lo que indicaba su estupor al enterarse de las extrañas noticias. Seguir leyendo

Desde Rusia Con Calor I – La Llegada 4

    En el transcurso de la conversación que mantuvieron de manera informal los dos humanos, Marco se aproximó al lado de Aleks y empezó a olisquearle el pelo.

    El pobre chaval ruso no sabía si aquello era bueno o no, pero parecía agradar a Laurent, así que dejó que las cosas siguiesen su curso natural.

    Al poco rato Marco se pasó de los hombros de su dueño a los del chico, que ya estaba más tranquilo al notar que había pasado el examen del mono ardilla.

    Pusieron la maleta en la habitación de Lau y dejaron lo de deshacerla para más tarde. Bajaron a la cocina para ir preparando la cena y poder charlar tranquilamente. Seguir leyendo

Brujos II – Risla 1

    La luna brillaba en lo más alto de la bóveda celeste, sus plateados rayos se bañaban en las leves ondulaciones del calmado lago.

    Las ninfas acuáticas saltaban con los peces multicolores que, a esas horas, habían decidido ascender a por algún que otro mosquito. 

    Era verano y el calor abrasador del hermano sol ya había remitido, dejando una ligera brisa, deslizarse entre los cercanos robles.

    La figura encapuchada de un humano, reposaba, adormecido por el frescor, entre las raíces de un inmenso pino. Se encontraba en la zona más inaccesible, aquella en que las rocas producían un ligero acantilado.

    Las ninfas acuáticas, denominadas así, porque estaban formadas de esta sustancia, chapoteaban alegremente. Seguir leyendo

Si Un Hombre Te Toca El Culo

    Cuando un hombre toca el culo a otro hay múltiples motivos, pero si uno de ellos es gay, se sobreentiende que quiere algo más contigo…

    ¿Verdad?

    ¿Pues entonces por qué si un heterosexual provoca esa situación no piensa que le está haciendo proposiciones al homosexual?

    Es un dato muy curioso, estoy acostumbrado a tirar los trastos a mis jefes y que me dejen en paz en el trabajo, siempre delante de otros compañeros para avergonzarles y putearles un ratito…

    Sólo lo hago con aquellos que me caen mal. Seguir leyendo

Animales Domésticos XVI

    Tengo que contaros algo malo que nos ha pasado a Gea y a mí.

    Hace cosa de un mes, nos fuimos los tres a la ducha, normalmente los baño un par de veces al año, justo cuando empiezan a cambiar el pelaje, de verano a invierno o al revés.

    Así que ya es algo normal estar en el cuarto de baño preparando las cosas y que ellos dos revuelvan entre mis pies…

    El último día fue horrible, en casa llevo chanclas para caminar y no me di ni cuenta que enganché a mi rubia entre mis dedos y la chola derecha, con tan mala pata que la lancé por los aires y aterrizó justo donde yo iba a poner el pie… Seguir leyendo

M. IV

    Hay una frase que siempre me sienta muy mal cuando lucho por demostrar que es errónea, pero la vida es así y no se puede remediar:

    “El tiempo pone a todos en su sitio”.

    ¿Sabéis que todavía no conozco a Julia?

    Ya os he hablado de M en otros momentos y es un tío estupendo…

    Aunque creo que no puedo estar de acuerdo con esa afirmación mía puesto que los hechos son otros, pero bueno.

    Yo creí que sin ser grandes amigos, por lo menos éramos muy buenos conocidos…

    Pues nada más lejos de la realidad. Seguir leyendo

Accidente I

    Lo primero que veo al abrir los ojos es una luz titilante en color verde. Todo está oscuro y no puedo ver demasiado con esa débil fluorescencia.

    Utilizo el tacto para tocar mi cuerpo contusionado, estoy tan nervioso que no sé si me duele algo. Empiezo por la cabeza y sigo bajando poco a poco, todo está en su sitio y los ojos empiezan a acostumbrarse a la oscuridad.

    Abro mucho los párpados hasta que me percato que no sirve de nada. Intuyo que hay alguien a mi lado por un calor cercano al muslo.

    Palpo de nuevo y noto el cuerpo de una persona tendido a mi lado.

¿Qué ha pasado?

    Una voz resuena en la oscuridad. Seguir leyendo

Rodocrosita

    En un instante, justo después de rechazar la manera manipuladora de intentar atraerme al nuevo trabajo por parte de la responsable de mí despido, fui consciente que me hallaba fuera de la cuna de obsidiana.

    Todas las piedras que formaban mi cielo estrellado, ahora eran parte de mí y quien estaba encerrado en el ámbar eran todos aquellos que abusaban de mí.

    Una luz rosada brotó de mi pecho espiritual y su luz me inundó. La rodocrosita había brotado de manera natural en mi interior.

    Debía afrontar los hechos, los sentimientos, ser consciente y hacerlo con mucho amor.

    Aquello me pudo en un primer instante, la venganza no era el camino que me interesaba, por supuesto que el sentimiento no era negativo, sino más bien un indicativo de por dónde no debía ir. Seguir leyendo

Hot & Sweet I – Todo Nuevo 4

    Cogió su chaqueta del respaldo de la silla y se encaminó al cuarto de baño tapándose ligeramente la entrepierna, su pasión por las novedades estaba empezando a jugarle malas pasadas.

    Se metió en el retrete que más privacidad le podía ofrecer y se sentó tranquilamente en él. Dobló con esmero la chaqueta y la puso encima de la puerta, se bajó los pantalones, los calzoncillos y se abrió la camisa.

    Debía ser discreto, nadie podía saber lo que estaba haciendo allí dentro, así que dejó las piernas en un ángulo de noventa grados y empezó a pensar en Javier.

    La imagen de su cuerpo desnudo hacía que el miembro le saltase con sólo recordarlo. La mano derecha subía y bajaba por todo su pene, acariciándolo muy intensamente mientras con la izquierda se acariciaba el pecho. Seguir leyendo