Hot & Sweet I – Todo Nuevo 5

    El timbre sonó al poco tiempo, Javier llegaba puntual. Lo que más sorprendió a Gerardo fueron el montón de carpetas que traía bajo el brazo.

-“¿Traes deberes a nuestra comida?”-

-“Sospecho que sí, estamos preparando una nueva película y quería elegir bien a los actores, así que tenía que traérmelos conmigo.”-

    Una bolsa de comida china recién hecha expulsó sus olorosos sabores a la casa, los dos se miraron fijamente y estaba clarísimo que lo primero era el papeo.

    Tardaron dos minutos en preparar todo y empezar a degustar los sabores propios de oriente.

-“¿Qué es eso de una película nueva?”- Quiso saber Gerardo.

-“La empresa donde trabajo se dedica, una parte de ella, a la producción de cine porno, yo estoy interesado en abarcar un poco más y empezar a hacer pelis normales pero no tengo demasiado éxito con mis jefes.”- Respondió Javier.

    La cara de Gerardo era de asombro e interés. Resultaba de lo más apropiado que se dedicase al porno…

-“¿Estamos hablando de porno homosexual, verdad?”-

-“Sí, por supuesto.”-

    Mientras comían, una selección de bellos hombres desnudos se “paseaban” por el suelo del salón, mientras Javier los miraba intensamente.

-“Me encantaría que me diese tu opinión al respecto, ¿a quién te gustaría ver acostándose con quién?”- Dijo entre bocados Javi.

-“¿Esto siempre resulta así de frío a la hora de elegir actores?”-

-“No necesariamente, sin embargo quería ver tus dotes artísticas en acción.”- La ceja izquierda de Javi se levantó.

-“¿De qué va a tratar la película?”- Preguntó ignorando el pique Gerardo.

-“Mecánicos con un punto de dominación.”-

    Después de varios minutos observando el muestrario de hombres eligió a dos de ellos como su pareja favorita en la pantalla.

-“Buena opción para la escena principal.”- Corroboró Javier.

-“¿Llevas mucho trabajando en esto?”-

-“No, solo unos meses. Antes era dependiente de unos grandes almacenes.”-

-“¿Y cómo conseguiste el cambio de trabajo?”-

-“Resulta que la empresa necesitaba a un buen fichador de castings y yo conocía a la persona adecuada.”-

    La conversación prosiguió en torno al trabajo del español y su habilidad para elegir a buenos compañeros de cama en el cine X. Javi le contó que era la segunda película con la que se metían en ese año y que la pena era la escasa cantidad de actores españoles que se presentaban en la empresa.

    Con aquello de que era nueva, parecía que debían descubrir buenos talentos pero siempre en el extranjero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s