Brujos II – Risla 2

-“No tengas miedo…muchacho. Este ya  no puede hacernos daño.”- dijo el irónico roble.

-“¿Qué ha pasado, abuelo?”-Respondió Dárian.

    El árbol guardó silencio mientras los ojos del chaval parecieron salirse de sus órbitas. Una masa informe, que parecía haber sido un hombre, se hallaba tirada en el suelo rocoso. Nereen, se elevó en un chorro de agua y cantineó:

-“No sabía de la existencia de humanos sin estructura ósea”-

-“Así es. Sin huesos… no somos humanos.”- Respondió el brujillo con la cara desencajada.

-“Pues no los tiene muy lejos éste.”- Replicó el abuelo. -“Cuidado abajo.”-

    Con un leve movimiento de ramas, un esqueleto cayó sonoramente a las raíces. No estaba limpio del todo, así que los huesos seguían unidos por algunos músculos, eso hizo que no se rompiera instantáneamente.

    Dárian se giró y, con ruidos guturales, vació todo el estómago de los pocos trozos de comida aún no digeridos. Nereen parecía divertida, su amigo nunca había hecho estas cosas. La intrigaba el caso del humano que se había desprendido de su esqueleto. Definitivamente, debía ser un brujo muy poderoso… y un poco tonto, ya que ahora no podía moverse.

-“¿Cómo piensa recomponerse?”- Cantineó Nereen.

-“Ya no puede, Nereen. ¡PUAG!”- Respondió Dárian.

-“¿Está durmiendo ese humano?-Preguntó la inquisitiva ninfa.

-“¡No! ¡Está muerto, Nereen! ¡MUERTO!”- Gritó el brujo.

-“¡Pues vaya manera de morirse!”- Chapoteó aburrida.

-“Por lo poco que se ve de este… esto… lo que sea, parece un hombre, pero el grito era el de una mujer… ¿Cuál sería la trayectoria para que cayera aquí?”- Comentó Dárian meditabundo.

    Se despojó de la capa y poniéndola sobre el cuerpo del hombre, tapó sus restos. Con gesto ausente, terminó de rasgar la camisa y la tiró al suelo. Su mente trabajaba a una velocidad de vértigo, debía saber el origen de aquellos sucesos.

    Se desabrocho las botas, quitándoselas como buenamente pudo, las vació de agua. Los pantalones costaron más, ya que parecían una segunda piel, aún así, pudo sacárselos de encima, dejando su figura casi desnuda, solo cubierta por un taparrabos color negro. Sus ojos iban y venían en todas las direcciones posibles.

    El pelo azabache, húmedo por el chapuzón, reposaba sobre los hombros. El torso, musculoso por el trabajo diario, mostraba un tatuaje en el pecho izquierdo, era una pantera negra en mitad de un salto.

    En el pezón derecho resaltaban los brillos de un pendiente plateado, exactamente igual al de la oreja zurda. Completaban el tapiz dos tatuajes más, un Pegaso en el brazo siniestro, volando entre nubes, y un dragón ocupaba la espalda y parte del muslo diestro, se hallaba con las alas extendidas en posición de ataque.

    Otro grito tronó en la noche y, esta vez, sí era el de un hombre:

-“¡Aléjate de mí, bruja!”-

    Dárian se colocó las botas, no le importaba encontrarse desnudo, y salió corriendo en la dirección de donde provenían las voces.

-“¡Dárian, no!”- Gritó Nereen. -“¡No vayas solo!”-

    La ninfa no sabía qué hacer. No podía salir del agua y su amigo corría en la dirección equivocada, la del peligro. “El abuelo” decidió tomar cartas en el asunto,  envió una señal a través de las raíces, para que los demás árboles avisaran a quien pudiera ayudar a su “nieto”.

    El joven, ya en la playa, consiguió coger velocidad, la suficiente como para ver la escena del umbrío bosque. Un varón de corta edad, unos 22 años, se hallaba en un claro con un palo entre las manos.

    El sonido de los pasos de Dárian al aparecer allí, alertó al muchacho, que se abalanzó hacia él. Su cara estaba desencajada por el terror, lívido y ojeroso, no diferenciaba entre un amigo y un enemigo. Con una sencilla llave, Dárian lanzó a su atacante contra los arbustos más bajos.

-“¡HA! ¡HA! ¡HA!”- Chillaba el caído.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s