Brujos II – Risla 4

    La amigable Nereen, cedió un poco de su agua para que Dárian pudiera preparar el café. Roberto se sentó encima de un mueble de cocina y el chico de Risla  en la mesa de la misma.

-“Bueno Risla, no creas que lo que te ha ocurrido es una maldición, aunque tampoco es una bendición. Perteneces a una raza especial de seres influidos por la luna, tipo el hombre lobo, pero con algunas ventajas. Con un poco de práctica podrás dominarlos y… Depende de tu corazón será para el bien o para el mal.”-

-“Y… ¿Volver a ser humana no es factible?”-

-“¡Hombre!… ¿Teniendo en cuenta que nunca lo has sido del todo?”- Preguntó Roberto mordaz.

-“¡ROBERTO!”- Recriminó Dárian. -“Creo que eso es lo que menos necesita en estos momentos.”

-“Vale. ¿Para qué debo estar preparada?”- Interrumpió Risla.

-“Tu forma puede ser alterada a voluntad, por ti y por la luna. No solamente puedes convertirte en gorila, también en cualquier animal, real o mitológico. ¿Conoces todas las razas?”- Contó Dárian.

    La conversación se alargó hasta bien entrada la noche, se repasaron todas las razas que habitaban el mundo y sus principales funciones, así como las virtudes y defectos de todas ellas, a Risla le quedó clara su ascendencia.

    Provenía de unos seres con capacidades metamórficas y adoradores de la luna. Ella era una mestiza, ese era el motivo, por el que sus habilidades no se habían desarrollado antes.

    Nada en la charla alentó a la muchacha, más bien lo contrario, estaba más perdida que nunca. Por lo que Dárian y Roberto decidieron concederse un descanso.

    La mañana parecía conseguir el efecto contrario, un buen desayuno y otra conversación más distendida, sin mencionar el descubrimiento nocturno, mostró la otra cara de Risla, la jovialidad.

    Todos coincidieron en las conclusiones oportunas, esta chica debía entrenarse en el uso de sus dones. Por su parte, Ronan, el chico, pretendía ayudar en lo que pudiera, ya que no pensaba marcharse de allí sin ella.

    El tiempo transcurrió y Risla estuvo preparada para su prueba de fuego. Dárian y Roberto la planearon casi desde el principio, no escatimando en sinceridad, dándole a conocer de su existencia al final de su entrenamiento. Eso era, justamente, lo que iba a pasar ahora mismo.

    Los tres magos se encontraban entrenando en el jardín, cuando un gran alboroto, proveniente de la casa, llamó su atención. El grito de Ronan, les sacudió de improviso.

    Los tres amigos volaron hacia la casa. En los ojos de Risla se dejaba ver la ira, alguien estaba atacando a su único amor. El cuerpo sin vida del muchacho, yacía postrado en el salón. La única pista era una quemadura en el suelo, rastro inequívoco de la materialización de un demonio.

    La mujer se transformó en lobo, con ese delicado olfato descubrió que ya sabía de dónde procedía ese tufillo a azufre. Saltó por la ventana abierta y corrió en dirección al lago.

    Dárian y Roberto se miraron con culpabilidad, ellos habían tramado esta historia. No sabían los resultados de este tremendo juego, pero ya se habían asegurado una posible escapada. Roberto se quedó para preparar el cuerpo de Ronan, mientras Dárian perseguía a la joven.

    Risla-lobo llegó al lago y se transformó en un pez, lo suficientemente grande, como para cruzar el río lo más deprisa posible.

    Sabía lo que arriesgaba, esa noche no habría luna llena, si se excedía en el tiempo, quedaría transformada para toda su vida. Dárian sobrevolaba el lago en busca de su compañera, era consciente de dónde se dirigía, así que fue directamente allí.

    En el lado opuesto de la marisma, se hallaba un antiguo castillo, en el que vivía una chica. Ella fue el aprendiz de un hechicero maligno. Las artes arcanas pasaron de maestro a alumna con la misma ferocidad y maldad. Ahora uno de sus siervos había matado a Ronan y Risla buscaba venganza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s