Brujos II – Risla 5

    Dárian sabía que no debía intervenir. Risla tenía que darse cuenta de toda la bondad de su alma, o perderla para siempre.

    Risla-pez volvió a su forma lupina e irrumpió en el castillo por una de las ventanas, seguida de cerca por Dárian.

    Yana, la propietaria de semejante caserón, se hallaba en el centro del patio interior, imponente y peligrosa. Una sonrisa efímera bañaba su gélido rostro, mientras el pelo rubio flotaba en aquél viento de ultratumba.

-“¡Bruja del demonio!”- Rugió Risla. -“Tu muerte se acerca en la forma de un Selenita.”-

-“Espero que en tu próxima vida ensayes mejor tus gritos de rabia, pobre cordera.”-Sonrió Yana.

-“¡ASESINA!”-

    Con estas palabras, Risla saltó en dirección al cuello de su enemiga, para agarrar, lo que era una simple imagen, un espejismo. La risa de Yana resonó en el patio, estaba al lado de la caída, predispuesta a acabar con la vida de la indefensa muchacha.

    Cuchillo en mano rezó una salmodia, un viejo hechizo que consagraba  sus víctimas para los antiguos dioses. El ruido de un látigo estalló en el silencio. Risla se había convertido en un dragón de tierra, un elemental. Solo tenía media hora para vencer.

    La lucha tardó veinte minutos en acrecentarse, los pinchos de la cola del dragón hacían polvo los adoquines del suelo, mientras Yana luchaba denodadamente por subirse a su grupa. Cosa que no consiguió.

    En el último minuto, el dragón de tierra se cambió por uno de fuego. Las escamas rojas brillaban bajo los rayos del sol, deslumbrando a su adversaria. Risla consiguió con esta treta tener media hora más.

      El combate hizo estragos en los cuerpos cansados de las dos luchadoras, no tardaron en darse cuenta cual sería el resultado final. Dárian estaba impaciente, se hallaba sentado en una de las almenas, observando todo desde las alturas. El final llegó y Risla, ya humana, tuvo entre sus manos el cuello de Yana.

-“¿Ahora qué, bruja?”-

-“Mi vida está en tus manos. Mátame y vengarás a tu amado, déjame ir y volveré para torturarte.”- Dijo confiada Yana.

-“No sé qué trama tu cabecita de diablo, pero esa decisión es sólo mía. Tú no puedes influirme en ella, no venderé mi alma a tus dioses. Si te dejo ir, sabrás para siempre que Risla, un Selenita, te venció en un duelo justo y en tu terreno.”

    Dárian bajó flotando, miró a Yana, cogió a Risla y se la llevó. De camino a casa, las lágrimas brotaron de los ojos de la jovencita.

-“Mi prueba ya ha pasado, pero ha costado más de lo necesario.”-

-“No eres la única que ha pasado la prueba. Ya te comenté que no queríamos haceros daño a ninguno de los dos. Pero nos esperan sorpresas en casa.”-

    Con este enigmático comentario, Dárian cerró la boca, en sus ojos había esperanza. Así que Risla no dijo nada y se secó el llanto. Roberto y Ronan estaban en el jardín esperándoles. Los dos enamorados se abrazaron y besaron, como si nunca lo hubieran hecho. Por otro lado, los dos amigos se miraron satisfechos. Pero una tercera invitada apareció…

-“Bueno, Dárian, lo has conseguido.”-Dijo Yana al aterrizar.

-“Te dije que no ibas a vencer en tu prueba, y así ha sido.”-

-“Dárian, Dárian.”- Chillaba Prisqui. -“¡Déjame que sea yo el que aclare todo este lío, por favor!”-

-“¡JA, JA, JA, JA! Está bien, peque. Pero no te acostumbres.”-

    Fue así como los interesados, allí reunidos, descubrieron la verdad. Ronan era un Druida Guerrero, por lo que tenía que pasar por una supuesta muerte para renacer con todo su potencial, Risla había demostrado su poder para el bien y decantaba la balanza. Por otro lado, Yana también superó su propia prueba.

    Con su maestro muerto, solamente Dárian era capaz de supervisarla, o, al menos, era el más cercano. Todo el mal que el antiguo brujo enseñó a Yana había desaparecido. Esta es la forma en que la vida te dice: “Tienes una segunda oportunidad, aprovéchala.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s