Ca. I

    Tengo un amigo llamado Ca que se porta “mal” conmigo y le encanta hacerme esperar.

    Le conocí de una forma muy normal, aunque me impactó su expresión desde el primer día que nuestros ojos se observaron.

    Es un chico no muy alto, moreno, de ojos marrones y mirada penetrante que se pone tan nervioso como yo cuando nos vemos, sin embargo tengo mis sospechas de que él lo es sin que sea necesaria mi presencia…

    Lleva intentando quedar conmigo mucho tiempo, pero al principio de decírmelo me pilló con un trancazo de mil demonios y mis neuronas patinaban en el hielo que era mi cerebro. Seguir leyendo

H I

    H es uno de esos seres que pululan por la vida de todo el mundo sin apenas hacer ruido, hasta el día en que tus ojos se posan en ellos y entonces no puedes apartarlos de esas personas, te han cazado.

    Llevaba mucho oyendo hablar de él, pero no le conocí hasta hace un par de años más o menos.

    De primeras me pareció un tío interesantemente ausente, de los que hablan a la gente pero sabes que su cabecita está a otra cosa…

    Parece que al final no es así al 100%, pero da esa impresión.

    Él va de callado y sin embargo me caía muy bien su postura corporal, me refiero al gesto que nuestro cuerpo pone y nosotros trasmitimos, el lenguaje no verbal. Seguir leyendo

M. IV

    Hay una frase que siempre me sienta muy mal cuando lucho por demostrar que es errónea, pero la vida es así y no se puede remediar:

    “El tiempo pone a todos en su sitio”.

    ¿Sabéis que todavía no conozco a Julia?

    Ya os he hablado de M en otros momentos y es un tío estupendo…

    Aunque creo que no puedo estar de acuerdo con esa afirmación mía puesto que los hechos son otros, pero bueno.

    Yo creí que sin ser grandes amigos, por lo menos éramos muy buenos conocidos…

    Pues nada más lejos de la realidad. Seguir leyendo

A. II

    No tengo remedio, está clarísimo.

    Cada vez que me lo cruzo sigo preguntándome el motivo por el que no da el paso y cómo es posible que después de tanto tiempo siga deseando verlo desnudo frente a mí.

    Reconozco que nunca he tenido problemas con aquello de estar con varios tíos al mismo tiempo, y que todos ellos lo supiesen, incluso soy de los que creen firmemente que mi fidelidad es muy cara y no todo el mundo la puede comprar.

    Aunque cuando me topo con tipos como A, debo deciros que hay varios, me nacen unas ganas tremendas de hacer el loco.

    Con eso me refiero a superar mi “flema inglesa”, cogerlo de los hombros, empotrarlo contra la pared y desnudarlo sin miramientos. Seguir leyendo

Durias V

    El resultado de aquella sesión de fotos fue algo que, hasta hoy, sigo disfrutando en la intimidad de mi dormitorio. Su virilidad tan contundentemente dura y vivaz sigue haciendo que me estremezca.

    Durias estaba muy nervioso con la sucesión de acontecimientos del día, yo reconozco que flipaba un poco con la situación. No era mi primera experiencia sexual y lo notaba todo un poco tenso.

    Dos chavales en un sitio abierto a miradas indiscretas, un par de erecciones independientes y con las hormonas a mil, decidiendo la mejor postura para un cuerpo muy bien desarrollado. Seguir leyendo

M III

    El día siete nació mi primito Rubén y el ocho Julia…

    ¡¡¡FELICIDADES BOMBONES!!!

    Me alegro mogollón por todos.

    Dile a tu mujer que es una campeona.

    Se te terminó el tiempo libre, je, je, je, je…

    Bueno, ya en serio, creo que me estáis creando un trauma nuevo…

    Mi Peter Pan particular ya estaba un poco fastidiado pero entre unos y otros con tantos niños me vais a dar envidia y no tengo pasta para un vientre de alquiler y sus consecuencias. Seguir leyendo

Magnetita

    Aquellos hombres que no sólo no habían participado de mi caída, sino que además su ayuda estaba comenzando a ser palpable…

    Empezaron a notar cosas muy diferentes a las que se conocen comúnmente.

    Is fue el primero que habló de ello en términos reales y de una forma clara.

    Le mandaron a él y a otro compañero a un viaje de representación de la empresa en Londres, a su vuelta perdieron el avión por culpa del trabajo y el chaval que lo acompañaba le dijo que el siguiente vuelo salía en cinco horas. Seguir leyendo

Petalita

    El aleteo de un ave me sorprendió al dejar de llorar.

    Una masa informe bajaba flotando hasta mis manos, en su exterior parecían haberse formado un par de alas grandes que lo ayudasen a descender.

    La petalita es una sanadora  y la mejor forma de curarse es saber la verdad.

    Si todo aquello había comenzado en mi infancia, por mucho que yo quisiese, debía recurrir a cambiar el hecho fundamental que había construido las experiencias.

    Mientras aquello no lo modificase seguiría haciéndoles daño y dejándome machacar por culpabilidades que no debían existir.

    La tristeza desapareció y su lugar lo ocupó el enfado. Seguir leyendo

A. I

    Hoy quiero hablaros sobre el primer hombre que me enamoró, A.

    Creo que nos ha pasado a todos en algún momento dado, el primer profesor/a, el hermano/a de un amigo/a, sean mayores o pequeños dependiendo del caso, claro está.

    En esta ocasión es el hermano mayor de una amiga.

    Esta chica debo reconocer que tiene dos hermanos mayores de rompe y rasga, pero uno de ellos es bastante estúpido con respecto a mí, mientras que el otro que es de quien os hablo, me parece fascinante.

    Siempre le ha gustado mucho hacer ejercicio y tiene un cuerpo muy bonito, algo sencillo en quien no para, pero lo que siempre me ha enganchado son dos cosas muy distintas a eso, su pelo canoso siendo muy jovencito y unos ojos marrones con vetas verdosas.

    Ahora cada vez que escucho esa canción de Shakira me acuerdo de él y es una lata. Seguir leyendo

B. III

    He estado esperando el momento oportuno y las ganas para seguir con esta historia.

    Aunque ya os he hablado sobre este chaval, y aunque no esté puesto con su nombre hay varios post publicados por y para él sin nombrarlo…

    Me proihibió terminantemente que hablase de él en mi blog, sospecho que eso de no poder follarme y no haberme doblegado le ha hecho estar rencoroso.

    Lo que más curioso me parece es que nadie sabe que es él, salvo que él lo haya dicho al resto, así que debe haber abierto mucho la bocaza y le debo poner en un aprieto…

    ¡Esto empieza a ser divertido!

    ¿Hay algún comentario con nombre y apellidos?

    ¡Ah! No. Seguir leyendo

Serafinita

    La pirámide cayó entre los brazos extendidos del tigre que había dejado apartada la Shattuckita.

    La imagen de una explosión controlada se hallaba en su interior, como si de una noche eterna hubiese surgido un resplandor esmeralda debido al enfrentamiento entre las moléculas del vacío.

    Así me llegó su nombre, cual estallido en mi cerebro, serafinita y estaba aquí para mostrarme el avance en el terreno que realmente era importante, los objetivos conseguidos.

    Si L.L. me había dado las llaves de la puerta, esta singular pirámide estaba abriéndola sin miramientos.

    Las fotografías de momentos imborrables se apretujaban en mi visión periférica, a mí alrededor y en mi interior. Seguir leyendo

M. II

    Bien, tengo una de esas noticias…

    Hay una frase que siempre se dice y que yo nunca creí del todo, llega un momento en que todos tus amigos y conocidos se ponen a procrear.

    Los niños nos invaden.

    ¡Es real!

    El responsable de este mal aprieto al que me enfrento, mi complejo de Peter Pan lo está pasando realmente mal, es Paco pero el legado lo siguió M. Seguir leyendo

S.A. V

    Bueno, las cosas no parecen ser tan rápidas como me temía.

    S.A. todavía no se ha largado y he empezado a relajarme porque me jodía que se fuera.

    Eso me ha permitido darme cuenta de lo a gusto que estoy con él, hasta cuando se mete conmigo. 

    Tengo la sensación de que no se dio cuenta que mi anterior post era frío por querer decirle que no pasaba nada, que seguiríamos en contacto.

    Otro de mis amigos me está dando la barrila y demostrándome lo poco que trasmito a la hora de dejar claras las cosas… Seguir leyendo

Vanilla Boy III

    A estas alturas no creo que necesite recordaros quien es este chaval, pero sí deciros que es un gusto para la vista.

    Si tenéis la opción de charlar con él, os divertiréis muchísimo.

    A mí me trata genial con lo de las fotos, sabe que me gustan mucho las sesiones de este estilo y cada cierto tiempo me las manda, yo babeo un poco, las comentamos y así podré iros poniendo las novedades en el blog.

    De momento tengo unas preparadas para el mes que viene que me tienen loco…

    Pero estas con la prueba del tinte para competir tienen su morbo…

Seguir leyendo

Idocrasa

    Una piedra verde que confundí con una esmeralda sin pulir, se depositó en mi pie derecho.

    Una palabra se formó en el aire dándose a conocer:

    Idocrasa.

    En el momento en que la miré me di cuenta que algo le estaba pasando en contacto con mi piel. Poco a poco se estaba pelando y dejando virutas de su propio caparazón por todo mi cuerpo astral, justo encima del refulgente cuarzo rosa de mi interior. Seguir leyendo

Malaquita

    La aparición de la malaquita estaba consiguiendo alterarme.

    En el entorno más cercano ya se estaban dando cuenta de lo que ocurría, sin embargo la actitud de las personas suele ser bastante cabezota: cerciórate de que el grifo esté cerrado y aún así fuerza el mecanismo hasta que reviente.

    Así que todo mi objetivo de tomarme las cosas sin prisa se estaba yendo al garete, rápidamente llegó la lámina de malaquita para empezar a poner orden a aquél intenso caos.

    Ataque tras ataque para hacerse con mi energía, yo los repelía sin demasiado esfuerzo, aunque reconozco que era cansino. Seguir leyendo

Aventurina

    Viendo que mi entorno estaba más o menos controlado, me fijé en mis raíces e investigué un poco con ellas.

    Como resultado me hallé en un estado casi aletargado pero consciente, una vez centrado en mí descubrí una piedra verde alojada en mi nuca, estaba allí desde hace mucho tiempo, tanto como la cuna a mí alrededor.

    La aventurina, que así se llamaba, es la mejor para invertir las polaridades energéticas de  negativas a positivas, consiguiendo que todo lo que allí había sucedido tuviese sentido para mi mente consciente. Seguir leyendo

Aragonita

    Medía mi temperamento y calculaba mis opciones en el momento en que noté un peso extra en mi hombro izquierdo.

    Una piedra marrón con la forma de columnas pegadas entre sí y que no sujetaban nada había aparecido de golpe.

    La aragonita no brillaba especialmente, no parecía pintar nada allí, hasta que esas formaciones se alargaron e hicieron que mi cabeza se pusiese recta.

    Me sentí como una casa a la que se le pone un andamio para ser reparada. Seguir leyendo

La Importancia De Ganar

    ¡Estoy rodeado de obsesos por ganar!

    Sí, ya sé que se les llama competitivos…

    Pero suena demasiado bien y me mola meter caña.

    El colmo de estas historias es la última acción de un ser humano muy tarado, para él era muy importante que yo cediese y confesase algo antes que él.

    ¿Qué no lo entendéis?

    Yo tampoco.

    Bueno lo resumo en pelea de miradas, el que antes pestañee pierde, pero eso aplicado a los sentimientos y no os hablo sólo del amor, es aplicable a ser enemigos y no admitirlo, a querer algo y no decirlo… Seguir leyendo

La Importancia Del Amante

    ¿Cuán importante puede ser tener un amante?

    El ser humano por naturaleza es infiel y bisexual, o yo lo pienso por mis experiencias vitales…

    La ocasión siempre aparece en mi vida como surgida de la nada, obviamente no es así, sólo una percepción personal de unos engranajes que no estoy diseñado para conocer a fondo, pero es como lo vivo.

    En el momento que menos me lo espero aparecen hombres que quieren algo conmigo estando con otra persona.

    La primera vez me lo tomé a la tremenda, fue algo bochornoso y patético por mi parte, claro que no sabía lo que eran las relaciones abiertas ni había oído hablar de ellas. Seguir leyendo