Hacedor I – La Presentación 3

-“Para ser justos contigo, este encuentro no ha sido accidental, Diego. Estaba buscando un químico con tu perfil y me ofrecieron venir a observar vuestras entrevistas…”- Comentó José de forma clara y contundente.

    De golpe me encontré cambiando mi actitud de ligar por la seria de entrevistar, mezclada con un poco de indignación justificada por la encerrona.

-“Si estás interesado en un cambio de aires, te dejo aquí las condiciones y la forma de contactar conmigo.”-

    Mientras decía esto el hombre más sexy que me hubiese ofrecido trabajo en la vida, sacó una carpeta de su bolso y me la tendió.

    La guardé rápidamente en el maletín y las puertas del ascensor se abrieron. Estaba demasiado estupefacto para racionalizar mi reacción, así que simplemente huí sin mirar atrás. Seguir leyendo

El Shogun – Takeshi Miyoshi 9

    Ajani era un pirata y un perro malnacido con todos aquellos que se enfrentaban con su tripulación o con él directamente.

    Años antes, su barco naufragó frente a las costas del pueblo que se encuentra en mis dominios y mis súbditos rescataron a los que pudieron.

    Desde aquél momento nuestras vidas se entremezclaron y congeniaron, como ahora mismo, parecía que el mejor lugar del mundo era aquél en el que él se hallaba y que la única manera de sentirme pleno era tenerle dentro.

-“Creo que deberíamos ir al encuentro de mis hombres Bikotoru.”-

-“Me resultaría más fácil y menos placentero si me sacases esa parte tuya que sigue dentro…”- Contesté con pesar.

-“Para estar enamorado de Shota, sigues disfrutando mucho conmigo.”- Comentó Ajani extrayendo su todavía duro pene de mí. Seguir leyendo

Druidas III – Miguel 8

    Al entrar en su nogal, Sebastián tuvo la sensación de que algo había cambiado, no sabía con exactitud el qué pero su columna clamaba por investigar con corrientes eléctricas directas al cerebro.

    Empezó subiendo las escaleras seguido por un, todavía un poco torpe, cachorrillo de grifo. Donde antes se terminaban, ahora seguían ascendiendo en caracol, parecían llegar a la copa del árbol.

    El druida y su nuevo amigo tardaron quince minutos en llegar hasta arriba del todo, allí había una estancia circular con un nido en el centro, el pequeño grifo comenzó a gritar como un poseso y se puso justo dentro.

    Había una abertura semielíptica encima de una gran rama del nogal, las ardillas que compartían casa, se hallaban bastante abajo, guarecidas del voraz apetito de su nuevo compañero de casa.

    Sebastián se asomó fuera y vio que entraba perfectamente, como si fuese una pista de aterrizaje muy pequeña, en el brazo del árbol. Seguir leyendo

Dioses V – Facundo E Isadora 9

-“Teniendo en cuenta que vuestros cuerpo son mortales y la misión que tenéis, valoráis muy poco al ser humano.”- Dijo Aldana tocándose el pelo distraída.

-“¿Sabéis lo que es vuestra especie para el planeta?”- Preguntó Lucas impertérrito.

-“¿Somos algo a parte de cazadores?”- Respondió la madre de Oli.

-“Sí claro, uno de los sistemas inmunológicos del planeta, una forma de controlar las especies que invaden su cuerpo. Creo que sois algo parecido a los ácaros.”-

    Olivier proseguía comiendo tranquilamente con la cabeza agachada, lo que indicaba su estupor al enterarse de las extrañas noticias. Seguir leyendo

Desde Rusia Con Calor I – La Llegada 4

    En el transcurso de la conversación que mantuvieron de manera informal los dos humanos, Marco se aproximó al lado de Aleks y empezó a olisquearle el pelo.

    El pobre chaval ruso no sabía si aquello era bueno o no, pero parecía agradar a Laurent, así que dejó que las cosas siguiesen su curso natural.

    Al poco rato Marco se pasó de los hombros de su dueño a los del chico, que ya estaba más tranquilo al notar que había pasado el examen del mono ardilla.

    Pusieron la maleta en la habitación de Lau y dejaron lo de deshacerla para más tarde. Bajaron a la cocina para ir preparando la cena y poder charlar tranquilamente. Seguir leyendo

Brujos II – Risla 1

    La luna brillaba en lo más alto de la bóveda celeste, sus plateados rayos se bañaban en las leves ondulaciones del calmado lago.

    Las ninfas acuáticas saltaban con los peces multicolores que, a esas horas, habían decidido ascender a por algún que otro mosquito. 

    Era verano y el calor abrasador del hermano sol ya había remitido, dejando una ligera brisa, deslizarse entre los cercanos robles.

    La figura encapuchada de un humano, reposaba, adormecido por el frescor, entre las raíces de un inmenso pino. Se encontraba en la zona más inaccesible, aquella en que las rocas producían un ligero acantilado.

    Las ninfas acuáticas, denominadas así, porque estaban formadas de esta sustancia, chapoteaban alegremente. Seguir leyendo

Animales Domésticos XVI

    Tengo que contaros algo malo que nos ha pasado a Gea y a mí.

    Hace cosa de un mes, nos fuimos los tres a la ducha, normalmente los baño un par de veces al año, justo cuando empiezan a cambiar el pelaje, de verano a invierno o al revés.

    Así que ya es algo normal estar en el cuarto de baño preparando las cosas y que ellos dos revuelvan entre mis pies…

    El último día fue horrible, en casa llevo chanclas para caminar y no me di ni cuenta que enganché a mi rubia entre mis dedos y la chola derecha, con tan mala pata que la lancé por los aires y aterrizó justo donde yo iba a poner el pie… Seguir leyendo

Accidente I

    Lo primero que veo al abrir los ojos es una luz titilante en color verde. Todo está oscuro y no puedo ver demasiado con esa débil fluorescencia.

    Utilizo el tacto para tocar mi cuerpo contusionado, estoy tan nervioso que no sé si me duele algo. Empiezo por la cabeza y sigo bajando poco a poco, todo está en su sitio y los ojos empiezan a acostumbrarse a la oscuridad.

    Abro mucho los párpados hasta que me percato que no sirve de nada. Intuyo que hay alguien a mi lado por un calor cercano al muslo.

    Palpo de nuevo y noto el cuerpo de una persona tendido a mi lado.

¿Qué ha pasado?

    Una voz resuena en la oscuridad. Seguir leyendo

Rodocrosita

    En un instante, justo después de rechazar la manera manipuladora de intentar atraerme al nuevo trabajo por parte de la responsable de mí despido, fui consciente que me hallaba fuera de la cuna de obsidiana.

    Todas las piedras que formaban mi cielo estrellado, ahora eran parte de mí y quien estaba encerrado en el ámbar eran todos aquellos que abusaban de mí.

    Una luz rosada brotó de mi pecho espiritual y su luz me inundó. La rodocrosita había brotado de manera natural en mi interior.

    Debía afrontar los hechos, los sentimientos, ser consciente y hacerlo con mucho amor.

    Aquello me pudo en un primer instante, la venganza no era el camino que me interesaba, por supuesto que el sentimiento no era negativo, sino más bien un indicativo de por dónde no debía ir. Seguir leyendo

Hot & Sweet I – Todo Nuevo 4

    Cogió su chaqueta del respaldo de la silla y se encaminó al cuarto de baño tapándose ligeramente la entrepierna, su pasión por las novedades estaba empezando a jugarle malas pasadas.

    Se metió en el retrete que más privacidad le podía ofrecer y se sentó tranquilamente en él. Dobló con esmero la chaqueta y la puso encima de la puerta, se bajó los pantalones, los calzoncillos y se abrió la camisa.

    Debía ser discreto, nadie podía saber lo que estaba haciendo allí dentro, así que dejó las piernas en un ángulo de noventa grados y empezó a pensar en Javier.

    La imagen de su cuerpo desnudo hacía que el miembro le saltase con sólo recordarlo. La mano derecha subía y bajaba por todo su pene, acariciándolo muy intensamente mientras con la izquierda se acariciaba el pecho. Seguir leyendo

Hacedor I – La Presentación 2

    Odín no entendía muy bien aquella costumbre extraña de la comunicación, ni de porqué emitíamos ese sin sentido continuo de ruidos, con lo fácil que era olerse y mirarse, se decía mucho más que con toda aquella parafernalia de estupideces que llegaban a cansar los sensibles oídos de los perros, por no hablar de su mente.

    Eso siempre lo pienso cuando miro a un perro cuyo amo está hablando con otro humano, parece que no comprenden las cosas que hacemos, sólo nos las consienten.

    Ismael y yo nos despedimos cordialmente y emprendí mi regreso a casa con un perro muy educado y precioso que me había presentado a un bombón de hombre.

-“Eres un sol, Odín, pero procura no ser tan efusivo al buscarme pareja que me los desgracias un día de estos.”- Seguir leyendo

El Shogun I – Takeshi Miyosi 8

    Estaba a punto de salir a detener a Shota cuando unas manos fuertes me cogieron de las muñecas y me las pegaron a la pared, dejándome indefenso ante cualquier ataque por la espalda.

    El calor de un cuerpo humano me inundó por toda la columna, mientras mi ano notaba el conocido picor de la excitación previa a una buena penetración.

    Un olor intenso a hombre se coló por mis orificios nasales mientras unos labios carnosos y húmedos besaban mi cuello tenso y rígido por la sorpresa.

-“Hola Bikotoru, tú siempre levantando pasiones y miembros a tu paso, ¿eh?”- Dijo una voz pastosa y varonil en mi oído.

-“Igual que a ti te gusta sorprenderme, Ajani…”-

    Su piel era como el sol ardiente y su miembro viril un ariete que sabía abrirse paso sin forzar las puertas de mi ser. Obviamente mi deseo era el mismo que el de mi sorprendente y amigable captor. Seguir leyendo

Druidas III – Miguel 7

    El animal cabeceó en la mano de Sebastián levemente, como buscando algún tipo de apoyo. El muchacho bajó la vista para mirar al cachorro mitad león y mitad águila, todo poder y quedó fascinado por la viveza de los colores de su mente.

    El druida de la fauna se agachó para cogerlo en brazos y así poder comprobar lo grande que era, para ser un ave sin plumas y un tierno leoncito, el bichejo pesaba lo suyo.

    Su sonrisa se ensanchó al darse cuenta de los arrumacos que le estaba haciendo y lo feliz que parecía ese desconfiado animal en sus manos.

-“Bueno… Está claro que ninguno tenéis problemas con ver gente desnuda, pero yo estoy cansado de que aquí los rubios se sientan cómodos desnudos…”- Interrumpió Eu mirando a Roberto.

-“Perdona, es que no tengo ropa a mano.”- Contestó ruborizándose. Seguir leyendo

Dioses V – Facundo E Isadora 8

    Lucas y Olivier pidieron un sitio donde poder hablar con la familia del antiguo vampiro, respetando el protocolo de siglos que se había instaurado durante el reinado de Caín II, el primer rey de la floreciente nación vampírica.

    El sitio elegido fue la casa de Facundo, una de las grandes mansiones y de las pocas que realmente tenían lujos para los humanos, puesto que como su misión consistía tanto en archivar como en guardar y proteger los libros de la historia, cada cierto tiempo raptaba a algún humano y debía tenerlos tranquilos.

    Los sirvientes del escriba prepararon un dormitorio para los tangenciales y trajeron sangre en abundancia para sus hermanos vampiros.

-“Bueno, padres, hermanos… Creo que ya sabéis un poco más de mi situación… Incluso yo se más de mi situación. ¿Qué vais a hacer ahora?”- Seguir leyendo

Desde Rusia Con Calor I – La Llegada 3

    El viaje en metro fue toda una historia de ternura y mimos, tanto Aleks como Laurent se habían empezado a fundir con el abrazo del primero.

    La organización del viaje pasó por el momento en que ambos habían pensado en alquilar una habitación de hostal para Aleks, planteamiento práctico si no fuese por ese principio de encuentro físico que se había dado…

    Lau lo cogió de la mano y lo llevó directamente a su casa, algo que era perfecto para poder relajarse y explayarse. Seguir leyendo

Brujos I – Abel 10

    Lo que Durias quería leer era un tebeo que tenía guardado en la biblioteca, tenía que despejar su mente de aquella organización obligatoria para poner al día a Abel y nada mejor que una historia gráfica para deleitarse de un momento de esparcimiento.

    Llegado el final, se encontró recostado en el suelo mirando las llamas bailar y pensando en todo lo que había hecho para llegar a este punto.

-“Sí, supongo que ya es hora de recibir la recompensa a mis esfuerzos.”- Dijo en voz alta.

-“En eso estamos de acuerdo todos.”-

    Laudiel, Lucas y Olivier se sentaron a su alrededor para charlar tranquilamente.

-“¿Crees que servirá?”- Preguntó Oli sin preámbulos. Seguir leyendo

Animales Domésticos XV

    Hoy os quiero presentar a Lyly, la perra de mi primo.

    Quiero que esa última frase la entendáis por sus dos significados, dejando claro que a la cánida la quiero y que mi primo es un amor, pero un poco cabrón. 😉

    Él y su novia Gema nos la trajeron con pocos meses a casa para que mi madre la conociese, algo que es de agradecer porque viven a una hora en metro de nosotros.

    Es un bombón muy dulce la tía. Sabe cómo ganarse a cualquiera con esa mirada lánguida, ese pelo suavecito y su ímpetu por jugar. Seguir leyendo

Festival

    La música del festival me ha dejado sordo por un tiempo, mi garganta se resiente de los gritos y el esfuerzo para poder hablar, del polvo del campo y las cantidades ingentes de alcohol no parecen ser un buen compañero de viaje cuando todo ha terminado.

    La primera impresión que me llega al comenzar a sentirme normal es el cansancio, la gente que me rodea grita, soy consciente pero lo escucho muy bajito y las amigas que han ido al festival conmigo son muy pesadas con que les preste atención.

    Mi mente vagabundea ignorando su entorno para superar el estrés del cansancio y las ganas de darle un par de bofetadas a un tío que no para de brincar, sólo por la envidia que me da su energía. Seguir leyendo

Azufre

    Cada día que pasaba era más capaz de controlar mi mente, mi cuerpo y mi energía.

    Un mal olor llamó poderosamente mi atención de golpe y porrazo, una piedra amarilla se materializó en frente del tigre y éste dio un respingo y se puso en mi espalda.

    Era azufre.

    Algo en todas las situaciones que habían llevado a mi despido me resultaban sospechosas, entendía que algo fuera de mi percepción estaba jugando con mi trabajo.

    Por supuesto, el hecho de que mi jefe no hiciese acto de presencia y teniendo en cuenta que dos personas de mi entorno lo conocían, estaba claro que no me resultaba difícil atar cabos. Seguir leyendo

Hot & Sweet I – Todo Nuevo 3

    A la mañana siguiente Hot se encontró sólo en la casa, Uriel le había dejado una nota encima de la caja de cartón más cercana:

    “Buenos días, mi caliente colombiano… Me he tenido que marchar temprano, cosas que hacer, te dejo mi número de teléfono, espero noticias tuyas.

    Un besazo enorme.”

    Gerardo no pensó ni un segundo en lo que había ocurrido el día anterior, era lunes y tenía que arreglarse para el trabajo, así lo hizo, no sin antes apuntar el número dejado y tirar la nota a sabiendas que lo llamaría en el primer momento que tuviese.

    Eso ocurrió a las doce de la mañana.

-“¿Javier?”- Seguir leyendo